Koeman se marca un objetivo en diciembre: ganar todos los partidos para engancharse a la Liga