En libertad el detenido por la agresión del Athletic-Betis, que deberá dejar Sevilla y no usar redes sociales