Morata llega a Turín para firmar con la Juventus y formar ataque junto a Cristiano Ronaldo