Una genialidad de Benzema ante el Espanyol deja al Real Madrid líder en solitario