Atlético y Barcelona juegan su particular 'partida de ajedrez' por Griezmann