Guerra abierta entre el Atlético de Madrid y el Barcelona por el fichaje de Griezmann