El Madrid silencia el Camp Nou a los cinco minutos pero el Barça despierta a tiempo