Luis Enrique se sube al andamio para vigilar el último entrenamiento