Roma sufre una avería en la primera etapa