El Mirandés sigue soñando con la Copa tras caer 2-1 ante la Real en la ida de semifinales