La amenaza de Piqué a aquellos que le desean el mal