El Madrid no cede a la presión y gana al Mallorca para seguir en lo más alto