El Real Madrid consigue el pase a octavos y el Atlético tendrá que obrar el milagro en la última jornada