El 'show' de Isco que dejó a Solari con una sonrisa