Rafa Nadal llega a Madrid "cansado" pero contento