Thierry Henry pone el morbo en la semifinal entre Francia y Bélgica