El toque de atención de Koke a Griezmann