Arturo Vidal ya es el nuevo rey de Barcelona