Joao, a José Espada: “Para salvar a tu hijo vas a tener que matar a María”