Juan, a Lucía: “Haré lo que tú quieras, siempre”