Pablo, a Alba: “Solo espero que no sea demasiado tarde para pedirte perdón”