Pablo, a Alba: “Nunca te dejaré sola”