Quisieron cortarle el pelo y la lengua pero nunca lo consiguieron