"Oíamos los fusilamientos todas las madrugadas"