Mas no tiene miedo a la "independencia"