Bertín analiza a Revilla como político