El partido cierra filas en torno a su líder