La última baza de Bretón, su estado mental, este sábado en El Gran Debate