'Vuelve El Príncipe': a la carta