Los abogados han renunciado al testimonio de dos policías