La subida de impuestos aumentará la recaudación un 14% en plena recesión, según Expansión