Pilar y su madre tienen prótesis PIP y no pueden quitárselas