Los aspirantes a trabajar en el Ayuntamiento de Valencia tienen que responder incómodas preguntas