Un cocinero denuncia que en una residencia de Granada sirven comida en mal estado