Canarias, arrasada por el fuego