Los duques de Palma, de vacaciones en la costa francesa