José Cabrera, psiquiatra forense: "No se puede comparar un resto de roedor con uno humano"