Los duques de Palma vuelven a utilizar el Golf de la infanta