Ruiz Mateos recuerda con lágrimas en los ojos su detención