117 familias desalojadas porque sus viviendas están supuestamente en ruinas