El fin del mundo empezará el 18 de diciembre, según le ha contado un taxista a Carmen Alcayde