Afectados por las preferentes protestan en el parlamento gallego