La policía impide subir a la cima del Bugarach, único lugar del mundo que se librará del fin del mundo