Los sanitarios seguirán luchando hasta que se retire el proyecto de privatización de seis hospitales