La Roja, baño de multitudes en Madrid