La policía encuentra el Códice Calixtino en un garaje propiedad del detenido