Los obispos piden al Gobierno que proteja a la familia tradicional