El recorte en 2012 será de 13.500 millones