Iñaki Urdangarin y la Infanta se fijaron unas cantidades mensuales entre los años 2006 y 2010