Mariángel Alcázar: "Lo que el Rey quería decir es que no es un talismán"